top of page

La importancia de ser un "foster pawrent"

Hacer “foster” o proveer hogar temporero a animales no es sólo un compromiso temporal; es un profundo acto de compasión que transforma la vida de uno como del amigo peludo necesitado. Mi nombre es Yariann, tengo 2 perros adoptados, y llevo casi 3 años colaborando como voluntaria en varias organizaciones de bienestar animal como The Humane Society of PR, Save a Sato y El Foster Club y veo diariamente la gran labor que realizan, pero también la necesidad de espacio para albergar más animales.


Mi intención en este blog es contarles, basado en mi experiencia, las alegrías y los retos de

Berta en su cita veterinaria para evaluación de piel.

ofrecer hogar temporero.  


¿Qué es y en qué consiste ofrecer hogar temporero o "foster"? Es sencillo, significa acoger un animal rescatado en tu hogar por un corto período de tiempo, según tu disponibilidad. Al hacer esto, tienes que estar claro que te comprometes a cumplir con sus citas veterinarias y cuidados necesarios pues aunque el albergue/santuario cubre los gatos médicos tienes que llevarlos, al final del día te toca a ti llevarlos a sus citas de seguimiento.




Lamentablemente en Puerto Rico hay una situación de sobrepoblación de animales. No existe un estudio oficial que establezca con exactitud la cantidad de animales realengos que hay en P.R. pero; se ha realizado un estudio extraoficial en el que se estima que la cantidad de animales realengos está cerca de los 500,000.


Puerto Rico cuenta con una población de 1,598,159 habitantes según el Censo 2020 y de acuerdo con estadísticas de la Federación Canófila de PR el número total aproximado de propietarios de perros es de 710,000. Entonces si se divide el total de perros entre la cantidad de habitantes podemos decir que aproximadamente solo un 47% de los hogares en P.R. tienen perro. No podemos asumir que todo el mundo va a tener un perro o gato en su hogar pues eso depende de muchas cosas, pero, aunque no tengas un animal de compañía hay cosas que puedes hacer para ayudar a la causa.


Algunas maneras que puedes ayudar sin adoptar son:

1. Compartiendo contenido de las rescatistas, albergues y santuarios.

2. Donando ya sea monetariamente o con artefactos como alimento, toallas,

utensilios de limpieza, etc. según la necesidad de la organización.

3. Haciendo voluntariado.

4. Siendo un hogar temporero para algún animalito.


Cuando comencé como voluntaria lo hice porque en ese momento no podía tener un animal de compañía en mi casa. Entonces pensé..., "al menos así comparto con animales, los ayudo y ambos nos beneficiamos. Ellos por el tiempo dedicado y yo por el amor que nos brindan." Durante la pandemia, adopté mi primer perro y al año adopté la segunda. Al principio, empecé como voluntaria, yendo a los albergues y santuarios, ayudándolos con sus redes y sacando a pasear uno que otro perrito de vez en cuando a pasar el día con los mío para exponerlos a un poco de socialización. En el proceso de entrenar los míos y aprender sobre comportamiento animal, decidí servir de hogar temporero porque quería ayudar aún más.


Mi primer “foster dog” fue Oliver un puppy demasiado bueno y perfecto. Me lo llevaba a pasear a todos lados y un día paseando por el Mall of San Juan alguien se enamoró del y terminó adoptándolo. Actualmente, es feliz en su hogar con un hermanito perruno. Luego de Oliver, le di “foster” a dos puppies hermanitas: Aqua y Lavender; dos traviesas que me dieron candela, pero me hacían muy feliz con sus ocurrencias. Ellas finalmente viajaron a Florida junto con sus hermanitos para ser adoptados a través de un albergue de allá.


Ofrecer hogar temporero proporciona un entorno seguro y afectuoso a los animales rescatados de refugios o en circunstancias difíciles. Es una oportunidad para que estos animales experimenten la comodidad de un hogar y el calor de la compañía humana. Al abrir tu corazón y tu hogar a un perro rescatado, te conviertes en una parte esencial de proceso de rehabilitación y adaptación. Los albergues y santuarios de Puerto Rico están a capacidad y dependen de hogares temporeros para ofrecerle oportunidad a más animales.


¿Qué es difícil y uno puede agarrar un apego con ellos? ¡Si! Muchas personas me decían que les daba mucha pena ver los animales en un albergue o santuario y que no se sienten capaz de hacerlo porque se encariñan y luego sufrirán. Y es verdad, no es fácil ver tanta necesidad y uno siente impotencia, pero yo siempre he pensado prefiero ofrecerles unos momentos de amor y atención a que no los tengan.


Ofrecer hogar temporero tiene muchos beneficios:

  • Ayudas a hacer espacio en el albergue o santuario.

  • Permites que otro animal pueda entrar en el programa de adopción.

  • Ayudas en la etapa de “decompress” del animal pues muchos se estresan en el ambiente de albergue.

  • Te permite explorar si puedes tener un animal de compañía en tu hogar.

  • Puedes conocer la personalidad del animal y como se lleva con los otros animales de tu hogar antes de decidir adoptarlo. A esto le llamamos “Foster to adopt”.

  • Además, el vínculo que creas con ese animal y la satisfacción de realizar un acto de amor desinteresado es incomparable.

Pero como todo, hacer “Foster” también tiene sus retos. Muchas personas no saben lo que realmente conlleva ofrecer hogar temporero sobre todo si no tienes animales de compañía. Es importante tener en cuenta que los animales rescatados necesitan más paciencia y compresión pues muchos tienen miedo o desconfían de las personas. No sabemos que traumas hayan podido sufrir antes de ser recatados. Por tal razón mi recomendación, luego de ver realizado “Foster” y trabajar con perritos directamente en el albergue es: ¡Tener paciencia y buscar ayuda de ser necesario con

un experto en psicología canina!


La edad del animal también tiene mucho que ver ya que las etapas de puppy, adulto y senior tienen necesidades muy distintas. Siempre debes orientarte con el albergue o santuario sobre el comportamiento y las necesidades del animal.


LA DESPEDIDA…

Definitivamente una de las partes más difícil para mí es: la despedida. Me encariño e involucro sobre todo porque voy viendo su proceso. Cuando entregué mi primer “foster” lloré y pensé que no iba a poder entregarlo. Sin embargo, pensé las cosas de esta manera: “Ofrecer hogar temporero me permite ayudar a un animalito en su proceso y si no lo entrego para que continúe hacia un hogar permanente, no podré seguir ayudando a otros.” Eso es lo lindo de esto, que constantemente estás ayudando animales que lo necesitan.


Si alguna vez has pensado ofrecer hogar temporero te lo recomiendo. Ayudas enormemente a los albergues y santuarios y a la comunidad. Hay muchas organizaciones que ofrecen este tipo de programa tanto para perros como para gatos. Algunas con las que participado son The Humane Society of PR, El Foster Club y Foster Club Rescue.



51 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page