top of page

¡Despedida de año! ¿Qué hago con mi mascota?

Escrito por la Dra. Alexia Simeonidis quién se graduó de medicina veterinaria en el 2012. Trabajó varios años en un hospital de emergencias veterinarias en el área de San Juan y varias otras clínicas alrededor de toda la isla. En 2018 abre su propia clínica Alejandrino Animal Hospital para revolucionar la práctica de la medicina veterinaria. Desde un comienzo ha sentido una obligación social por educar sobre el bienestar animal, la salud pública y el cuidado apropiado de las mascotas a través de la televisión local, radio y redes sociales. 



Se supone que los fuegos artificiales representen celebración y regocijo ya que comúnmente son utilizados en épocas festivas como despedida de año. Aunque su detonación produce unas luces mesmerizantes en el cielo, la misma también crea un gran estruendo que para muchas personas y mascotas tiene un efecto sumamente perjudicial.


Las mascotas son especialmente susceptibles a la pirotecnia pues perciben volúmenes mucho más altos y agudos que a los que los humanos acostumbramos a procesar auditivamente. Al estar sometidas a los ruidos de la pirotecnia, las mascotas están propensas a tratar de huir y pueden lastimarse en el proceso. También pudiera haber una respuesta fisiológica en el animal que se manifiesta con vómitos, colapso, convulsiones, desorientación y dificultad respiratoria como consecuencia al estímulo auditivo/neurológico exagerado que produce la pirotecnia. 


   

¿Qué pueden hacer los dueños de mascotas para protegerlas durante estos eventos?


  1. Conozca a su mascota: No todas las mascotas responden de igual manera ante los ruidos de la pirotecnia. Ciertamente, hay mascotas más sensitivas que otras y hay algunas que ni se inmutan con los sonidos. El espectro de síntomas que pueden presentar puede variar grandemente y así también varía las recomendaciones de tratamiento. 

  2. Identificación apropiada: Bajo los efectos de aversión a ruidos fuertes, cualquier mascota puede tratar de escaparse. Es sumamente importante que se asegure que su mascota está debidamente identificada. Debe tener una chapa de identificación en su collar en todo momento durante esta época. Esta chapita debe contar con el nombre de la mascota y/o nombre de dueño, al menos dos números de teléfono, y/o una dirección física. Importante recalcar que la chapita de la vacuna de rabia NO es una identificación apropiada.

  3. Prepárese con tiempo: Consulte con su médico veterinario sobre las opciones de tratamiento para la aversión a ruidos de pirotecnia desde temprano. Idealmente, debe comenzar a hacer pruebas de tratamiento al menos dos semanas antes del 31 de diciembre. Como no todas las mascotas responden de igual manera a los ruidos, lo mismo sucede con los tratamientos. No existe un medicamento ni una dosis mágica que funcione por igual para todos. Usualmente se comienza con una dosis baja y se va aumentando dependiendo de la respuesta de la mascota ante el estímulo auditivo.

  4. Conozca las opciones: Hay muchos productos en el mercado (OTC) para "calmar" las mascotas. Sin embargo, la eficacia de estos productos no está comprobada. Al igual que sucede con suplementos vitamínicos de consumo humano, estos productos no están regulados por una agencia federal. La mejor opción es dialogar con un médico veterinario licenciado sobre las diferentes opciones farmacológicas que hay para tratamiento de aversión a ruidos. 

  5. Recomendaciones adicionales: El día de despedida de año debe darle la primera dosis del medicamento en la mañana, para así repetir la dosis alrededor de las 7-8pm. La mayoría de los medicamentos utilizados para la ansiedad por ruidos pueden dosificarse cada 8 ó 12 horas. Durante la tarde del 31 de diciembre, asegúrese de tener a su mascota dentro de la casa, en un espacio seguro donde no haya riesgo de escape. Idealmente, tenga un abanico o aire acondicionado prendido. También se recomienda prender el radio o televisor para crear una barrera de sonido. Ya cuando se acerque la medianoche, que aumenta la frecuencia del ruido, mantenga la calma mientras conforta a su mascota.


En Alejandrino Animal Hospital tenemos varias opciones de tratamiento para aversión a ruidos que incluyen suplemento de aceite de cannabis, chews de cannabis y varios ansiolíticos en pastillas. Cada caso se evalúa individualmente para poder escoger el tratamiento ideal para cada mascota. Sin embargo, no tiene que llevarnos a la mascota físicamente. Puede comunicarse con nosotros a través de email (AlejandrinoAnimalHospital@gmail.com) para hacer su solicitud de tratamiento sin tener que visitarnos. Necesitamos la siguiente información en el mensaje para poder ayudarle: nombre del dueño, nombre/edad/peso de la mascota, si padece de alguna condición pre-existente y cuán severa es su aversión a ruidos. 

 

    No hay razón para que las mascotas sufran durante esta época.


    Permítanos ayudarle. 


50 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page